Home / Wellness  / BEAT BOX. El deporte que cambió mi percepción sobre el ejercicio

BEAT BOX. El deporte que cambió mi percepción sobre el ejercicio

El deporte que cambió mi percepción sobre el ejercicio

Siempre había tenido curiosidad por entrar a una clase de box, no es ningún secreto que una gran parte de las modelos de Victoria’s Secret se mantienen en forma boxeando. Así que cuando escuché hablar de BeatBox dije ¿por qué no?

Desde que me inscribí a la primera sesión sabía que iba a ser un gran reto para mi, especialmente porque tengo una relación amor/odio con el ejercicio. Me encanta llevar mi cuerpo al límite, sentir que me voy a desmayar de tanto esfuerzo y el ataque de endorfinas que te da cuando acabas una rutina muy pesada, pero realmente me cuesta mucho trabajo convencerme y lograr llevar mi cuerpo hasta el gimnasio.

No me tomó ni 10 minutos comprender por qué este es el deporte predilecto de las supermodelos, especialmente si quieres tonificar y marcarte. El entrenamiento de intervalos de ejercicios funcionales y golpes al costal son bastante pesados, tan pesados que la primera clase juré que moriría de agotamiento, sin embargo, no podía dejar de imaginar que al terminar la primera sesión saldría con el cuerpo de Bella Hadid pues tanto esfuerzo y dolor no podrían ser en vano.

Después de la primera clase supe que había encontrado el ejercicio ideal para mi. BeatBox logró llevarme al punto de quiebre en donde estaba tan cansada que mi cuerpo se esforzó el doble, y al finalizar la clase, la descarga de endorfinas y adrenalina fue insuperable.

 

Cada clase es distinta, y con distintos maestros que se van turnando, pero todas tienen la misma base de rutina cross-training: primero hacemos un calentamiento y ejercicios de HIIT, y después aprendes las técnicas de boxeo y las pones en práctica. Mi parte favorita es cuando boxeamos uno a uno con el maestro y las clases con DJ en vivo.

Incorporando cardio, fuerza y destreza mental, es toda una experiencia diseñada especialmente para llevarte al máximo y sacar lo mejor de ti en todo momento. Es una invitación a descubrir y entrenar tu fuerza interna y externa. Lo más importante es que a pesar de que vas a tu propio ritmo, no hay tiempo para descansar, entonces realmente tienes que estar haciendo un esfuerzo tanto físico como mental durante los 60 minutos que dura la clase.

Tras dos meses de practicar BeatBox 2 veces por semana realmente siento un cambio en mi cuerpo y en mi mente. Además de hacer cardio 5 veces a la semana, BeatBox me ha ayudado a definir y tonificar mis músculos. Mis brazos están más fuertes, mis piernas mucho más tonificadas, y comienzo a ver lo que parece ser el inicio de una muy buena relación con mi futuro six pack.

BeatBox logró romper mi relación amor/odio con el ejercicio, y ahora solo quiero más. Ansío que comience de nuevo la semana para poder regresar a la clase. Es realmente el ejercicio ideal para los que quieren sacar el estrés de una manera divertida, mientras exploras tus límites y tonificas tu cuerpo.

Por Steffi Fink
Imagen vía @ElsaHosk