Home / Beauty  / BEAUTY GABINET. Las ventajas de la aspirina en tu rutina de belleza

BEAUTY GABINET. Las ventajas de la aspirina en tu rutina de belleza

Las ventajas de la aspirina en tu rutina de belleza

Nada como los beauty hacks super efectivos que puedes realizar con ingredientes que tienes en tu casa y que no involucran gastar una millonada. Es por eso que nos dimos a la tarea de experimentar todos los beneficios que nos pueden dar las aspirinas, además de calmar cólicos o salvarnos de nuestras más terribles resacas.

 

Los beneficios en belleza que nos proporcionan estas clásicas pastillitas son increíbles y van desde acabar con la resequedad del pelo, hasta hacer desaparecer pequeños granitos.

espacio

Si pasas mucho tiempo en albercas, nadando en el mar, o simplemente tu cabello ha comenzado a resecarse, basta con que mezcles de 6 a 7 aspirinas con un poco de agua tibia para que se haga pasta, lo aplicas en todo el pelo y lo dejas reposar 15 minutos. Después de lavarlo como normalmente lo haces, podrás notar que se ve y siente más sano y suave. 

espacio

Además de acabar con la resequedad, si sufres constantemente de caspa también las aspirinas son la solución, ya que puedes agregarle el polvo de dos pastillas a tu shampoo, dejarlo reposar unos minutos en tu cabeza y enjuagarlo completamente. Puedes usarlo el tiempo que sea necesario hasta que veas que la caspa ha desaparecido.

espacio

Si notas que la piel de tu cara comienza a perder brillo y resecarse por los cambios bruscos de clima, lo que necesitas es una mascarilla hecha de aspirinas ya que contiene un ingrediente similar al ácido salicílico, el cual ayuda a devolverle los nutrientes que necesita nuestra piel. Solo debes triturar 5 aspirinas, agregarle una cucharadita de agua y otra de miel y aplicarla haciendo pequeños círculos en la cara, la dejas reposar cinco minutos y la enjuagas con tu jabón facial favorito. Notarás la diferencia inmediatamente.

espacio

Para eliminar esos pequeños e inoportunos brotes de acné, solo debes triturar una aspirina y mezclarla con una cucharadita de agua, la aplicas sobre el granito y la dejas ahí unos minutos. Al enjuagarla podrás ver cómo lo rojo ha disminuido junto con la hinchazón.

Ilustración Mónica Orduña