Home / Music  / CEREMONIA 2017. Así vivimos nuestro festival favorito

CEREMONIA 2017. Así vivimos nuestro festival favorito

#CeremoniaEnDomingo

El sábado por la tarde #CeremoniaEnDomingo resultó ser más que un hashtag, una plegaría para todos los asistentes del festival que no pudieron entrar ante la súbita cancelación por cuestiones meteorológicas, una decisión que si bien dolía era la más inteligente en ese momento. Por suerte y para sorpresa de todos, se dio el comunicado de que sí habría Ceremonia 2017 pero en domingo, lo cual representaba una nueva oportunidad para ver ese interesante cartel anunciado meses antes.

Ceremonia lleva años haciendo un esfuerzo por traer lo mejor de la escena internacional, actos nuevos y frescos pero también guardando la jerarquía de bandas de la vieja escuela lo cuál prácticamente lo convierte en un festival obligado. Hubo muchos actos sobresalientes pero aquí están algunos de nuestros favoritos:

Sotomayor

Una banda que se ha ganado el respeto de la escena internacional así como una de las bandas más fructíferas de nuestros tiempos, si bien hay personas que les puede no gustar claramente han hecho las cosas bien, con poco material pero mucha energía en vivo, fueron una de las bandas favoritas del festival. Un set completamente fuerte y bailable.

 

La Banda Bastón

Parte de la nueva escuela del hip hop en Mexico, el grupo tiene un interesante estilo de ritmas que combinan perfecto con el beat. Es admirable la conexión que tiene con el público y lo enérgico que es el show en vivo.

 

Nicolas Jaar

Completamente onírico, lleno de texturas y bajo un feeling de dark wave, Nicolas dio uno de las actuaciones más interesantes del festival, con un público que estaba bastante abierto a su experimentos sonoros, si bien se podría catalogar como música electrónica, esa denominación se quedaría corta ya que mezcla muchos géneros dentro de una misma canción. A veces bailable a veces melancólico, Jaar logra manipular y jugar con estos contrastes para darle a su público una experiencia que lo aleja de su zona de confort teniendo éxito a lo largo de todo su actuación.

Un artista que presta una especial atención a cada detalle, cada sonido, loop y textura cumpla una función, un artista digno de cualquier festival a nivel mundial.

 

Björk

Si algo queda claro es que la islandesa era el acto más esperado por la mayoría de los asistentes, prueba de ello es que el escenario donde ella se presentó estaba completamente lleno desde horas antes.

Se pueden decir muchas cosas sobre Björk y pocas son las que lograrían describir la experiencia que es en vivo, un espectáculo completamente bien calculado, que siempre te mantiene a la expectativa y constantemente sorprende conforme va avanzando. Lo que escuchamos en los discos sólo es una probadita de lo que realmente sucede, una voz perfecta acompañada por arreglos de cuerdas y a la vez beats que amarran toda la mezcla, si bien es un contraste de igual manera es una amalgama interesante, lo mejor de dos mundos.

Completamente agradecida con el público Björk dio una presentación increíble complementada por visuales que por si mismos son toda un obra de arte digital y tienen coherencia con toda la obra de la artista. Impresiona que Björk teniendo el status internacional se muestre tan humana y cálida… feliz en el escenario.

Ceremonia fue la perfecta oportunidad para ver a uno de los actos más únicos y aclamados en las últimas décadas.

 

Underworld

Para muchos el plato fuerte de la noche. Uno de los referentes más importantes de la música electrónica en la década de los noventa que ha permeado a una gran cantidad de bandas en la actualidad. Desde las primeras canciones, el dúo ingles dió una lección impresionante de big beat convirtiéndose en uno de los actos más relevantes y el pretexto perfecto para hacer del festival una fiesta inmensa. El set de Underworld está perfectamente pensado para ser una fiesta inolvidable, sí hay momentos de “descanso” sin embargo estos mismos sirven como un respiro para el track que sigue, beat tras beat parecen una banda inagotable cuya particular mezcla entre sonido y voz crea una conexión que se puede sentir en todos los momentos del set.

Qué mejor manera de cerrar semejante presentación que con un clásico inigualable, auto catalogada por sus autores como “A classic British folk song” Born Slippy hizo que Ceremonia explotará, quizá para muchos la única canción popular de la banda, sin embargo un momento de éxtasis para todos los asistentes, imposible no haber escuchado un tema tan emblemático y generacional.

 

 

Si bien el cartel estuvo “incompleto” ya que faltaron algunos actos, es realmente admirable la labor por todo el equipo de festival Ceremonia así como de sus participantes lograr sacar adelante un proyecto a pesar de cualquier adversidad.

Una vez más y a pesar de las complicaciones Ceremonia cumple con las expectativas de un festival internacional que poco a poco se ha convertido en una tradición, así como uno de los eventos a nivel nacional más importantes y esperados por el público. Particularmente en este año el evento probó de que está hecho, el cual sea pudo realizar gracias a diferentes esfuerzos (organizadores, artistas, patrocinadores, asistentes), que al final del día se convierte en una suerte de comunidad con un objetivo claro. Aplauso a todos los involucrados…. Nos vemos en Ceremonia 2018

– @eldengue

Fotografías Andrea Perales Carreon