Home / Fashion  / EL FENÓMENO MOSCOVITA. Gosha Rubchinskiy

EL FENÓMENO MOSCOVITA. Gosha Rubchinskiy

El fenómeno Moscovita

Las nuevas generaciones de diseñadores de moda están cuestionando reglas que parecían inquebrantables: la noción de un autor que no sale de su oficina bocetando con plumones lo que luego se produce, se ha acabado para empezar a trabajar a través del diálogo sumándole la prueba y el error.

Si te detienes en algún punto transitado de cualquier ciudad y observas a la gente pasar, creo que puedes entender la manera en que se articula el trabajo de los diseñadores de nuestro tiempo. La forma en que estilizan algo que viene primero de lo que usa la gente común para luego volverse parte de su vocabulario; cómo se anudan los trabajadores una corbata cuando no están en la oficina, cómo caminan al trabajo en tenis las señoras para cambiárselos por zapatos de tacón al llegar y cómo se amarran un cinturón o una cangurera quienes no pretenden estar a la moda. La moda ahora es una red infinita de referencias para generar igual de incalculables posibilidades, y quien recurre a ese glosario de forma automática, está cambiando el sistema.

 

Gosha Rubchinskiy es un diseñador de Moscú que comenzó su marca masculina homónima en 2008. Su origen ruso es una constante fuente de referencia en su trabajo. La manera en que traduce símbolos e imágenes, tanto históricas (soviéticas, fascistas o bolcheviques) como contemporáneas (los equipos deportivos o la música electrónica) siempre apunta a ser global. Cada salida en los desfiles que presenta es una meticulosa imagen estereotípica de la juventud de Europa del Este, con modelos blancos y muy delgados, que van desdibujando la línea entre la representación y lo real.

Rubchinskiy crea su propio mundo a partir de diseñar con lo que tiene a la mano, con lo que ve cuando está de fiesta, la gente que se encuentra patinando en la calle o al asomarse a un autobús. Por eso es que las imágenes que él mismo genera como parte de su proyecto son igual de importantes, porque contextualizan su realidad. Además de su trabajo al frente de la marca, ha editado varios libros con estas fotografías junto a IDEA o Junsuke Yamasaki.

 

Tras colaboraciones con Comme Des Garçons y recientemente con Burberry (para la colección de primavera 2018), su injerencia como autor se da a través de recontextualizar piezas que han sido uniforme básico de una comunidad y lograr transformar esas prendas re-trabajadas en objetos de culto. Sus chamarras de nylon, suéteres coogi y bermudas altas, cuestionan hasta lo que debe presentarse o no sobre una plataforma de moda como Pitti Uomo o cualquier Fashion Week. Temerariamente Gosha ejemplifica que el Director Creativo en 2017 puede –y debe– abordar varias áreas creativas y desde todas ellas, generar innovación en la moda.

Texto Rodrigo De Noriega 
Imágenes Cortesía de la marca