Home / Fashion  / Fluid Sense de OKSANA ANIOLIONYTE

Fluid Sense de OKSANA ANIOLIONYTE

Fluid Sense de OKSANA ANIOLIONYTE

Las problemáticas contemporáneas, cualquiera que estas sean, siempre
terminan produciendo reacciones en casi todas las industrias a nivel
mundial, y es que aún cuando no todas (o incluso ninguna) logren
proporcionar ni posturas, ni posibles respuestas; representar dichas
temáticas forma parte de su propio motor existencial.
En moda por ejemplo, es  una de la formas a través de la que se
generan tendencias, las que además abarcan a todo el sistema. Es
decir, su influencia se nota desde la oferta y demanda de materiales
para producción de ropa, accesorios, etc. ; pasando por los temas que
los diseñadores (ya sean principiantes o veteranos) ‘escogen’ abordar
para sus colecciones, hasta la forma y estilo de generar campañas
publicitarias; e incluso llegan a incidir en la forma de educar a
alumnos de moda en cualquier lugar del mundo.
Oksana Aniolionyte, estudiante del London College of Fashion, es
ejemplo de ello, ya que sus inclinaciones en la moda tienen que ver
completamente con las mismas temáticas que esta era de innovación y
dominada por la tecnológica obligan a cuestionar al ser humano.
Su colección bajo el nombre de ‘Fluidity of Lines’ analiza la relación
del hombre, su cuerpo y los materiales (relacionados con moda y no),
con los que se está en contacto en todo momento. Es el estudio de esa
interacción que cada vez parece ser menor entre los mismos seres
humanos; pero que aún no deja de producirse entre la piel y todas las
cosas que toca a lo largo de su vida, por supuesto, incluidos los
textiles.
Para ello recurrió a algunos de los estudiosos de dicha relación sobre
el ser humano como Miguel Ángel Antonioni a través de sus películas,
Daniel Arsham con sus esculturas y Dale Frank mediante pinturas.
Mezcla de la que logró obtener una colección basada en una
investigación de textiles y materiales que al estar juntos buscan
representar líquidos que resignifiquen al cuerpo humano.
Mediante la audaz combinación de colores como el verde pasto, el azul
cielo y rosa cenizo, contrapuestos a estampados y líneas curvas se
obtienen prendas modernas y orgánicas, que en palabras de Oksana
representan a una mujer ‘fuerte pero que también está consciente de su
lado frágil’.
Además de la temática, como una de las partes más interesantes de la
colección podemos considerar a la osada mezcla de materiales entre
cashmere, seda, piel y pelo que se mezclan con procesos
tridimensionales de bordados. Ello, sin dejar a un lado que a pesar de
tanta mezcla de elementos ideológicos y tangibles, la colección es
extremadamente fácil de usar y capaz de adaptarse a diferentes
ocasiones de uso.
Sin duda Oksana tiene todos argumentos para postularse como uno de los
talentos a seguir; ya que no es casualidad que en su historial
profesional ya cuente con experiencias laborales en Alexander McQueen,
Giles Deacon y Martin Margiela.

Por Melania Chavarría

Imágenes Cortesía del diseñador