Home / Fashion  / GALA IS LOVE. Timeless pieces

GALA IS LOVE. Timeless pieces

Gala Is Love, timeless pieces

Michelle Galindo jamás pensó que un corazón roto la iba a llevar de su carrera de mercadologa a crear Gala is Love una de las marcas de joyería mexicanas más reconocidas, cuyas piezas estásn llenas de historia, con puntos de ventas en México y envios a todo el mundo.

 ¿Nos puedes platicar primero cómo empezó Gala is Love?

Michelle Galindo: Comenzó Gala is Love en el 2003, hace muchísimo tiempo ya, en Tijuana.

Yo tenía un novio que me rompió el corazón, entonces mi mamá me regaló un cuarzo, ya sabes para el amor y eso. Y con ese cuarzo me hice un anillo con un alambre de gancho de la ropa de tintorería. Entonces traía un anillo enorme, cada vez que me lo veían mis amigas, mis primas o me iba de compras a San Diego, me preguntaban que dónde lo había comprado y les dije: yo lo hago, me preguntaron si tenia más piezas así que fui en busca de más cuarzos e hice varios anillos. Así fue como comenzó Gala is Love. Pasó el tiempo y como por ahí del 2008, 2009 más o menos, en Tijuana había una inseguridad horrible. No podías salir de tu casa, entonces comenzaron a secuestrar a los altos directivos de las empresas maquiladoras que estaban en Tijuana y muchos de ellos comenzaron a cerrar las fábricas. Como había un caos empezaron a recortar muchísimo personal y había una fábrica que se llama Saint John, que es una marca de ropa que usa Hillary Clinton.

Despidieron a la persona estaba haciendo todos los herrajes de la marca, justo estaban comenzando a hacer una línea de joyería en plata y cuando lo despiden, lo despiden con todo el material, con toda la plata, inmediatamente me habló uno de mis amigos que estaba trabajando ahí-porque yo para esto estaba trabajando en la Secretaría de Economía y la joyería era mi hobbie- y me dijo lo que había pasado. Hice una cita para ver a la persona y llegando le pregunte “Oye, ¿puedes hacer todo lo que yo quiera?” y me dijo “Sí.” Entonces yo acababa de comprar el libro “El Principito”, ahí en la librería del Sanborns, porque se lo iba a regalar a mi sobrinito que acababa de nacer y total de que se lo di y le dije “¿Me puedes hacer esto de este tamaño? Quiero que por acá atrás diga Gala is Love y no sé qué”. En dos días yo tenía El Principito y de ahí me explotó la cabeza. Entonces le dije “Me vas a dar clases de joyería, yo trabajo de tal hora a tal hora, saliendo me voy a tu taller y ahí trabajamos mi nueva colección. Me regresé y en el comedor de la casa de mis papás me aventé una primera colección.

Cuando  me comenzaron a comprar y veía sus caras al tener un anillo o unos aretes que les gustaban mucho; ese sentimiento que  tuve al ver esas caras y sentir esas emociones fue cuando me di cuenta que tenía que renunciar a mi trabajo y dedicarme única y exclusivamente a Gala is Love.

¿Cómo se forman las colecciones? ¿O qué es? ¿Qué le dirías a alguien que no tiene ni idea de lo que es Gala is Love?

Gala ha evolucionado muchísimo. Yo misma me sorprendo con lo que ha sucedido con Gala, porque yo no tengo la formación que a lo mejor otras diseñadoras o diseñadores tienen de presentar dos colecciones al año. Yo simplemente voy fluyendo. Empecé con Gala con una coleccionsita bastante cute, por así llamarlo; como muy de corazoncitos, de estrellitas, mucho love y todo eso. Y cuando me vine a vivir a la Ciudad de México mi perspectiva cambió completamente del diseño de joyería. Entonces desde que yo llegué al taller me comenzaron a enseñar unas técnicas completamente distintas, comencé a hacer diseños, lo que yo considero, más maduros, con más formas.Y de ahí fue descubrí el oro y los diamantes y las piedras preciosas, entonces comencé a hacer anillos y aretitos, pero todo en muy  pequeña producción, asi empece a hacer piezas Costum Made y me di cuenta que era lo que me encantaba era hacer los anillos de compromiso. Porque el proceso de hacer un anillo de compromiso es súper bonito, no estoy hablando de la hora de hacer el anillo, que también lo es, sino el hecho de que el novio da con mi correo electrónico o da con mi número de teléfono y luego nos volvemos algo así como cómplices. Ellos vienen y se sientan y platicamos de la novia, cuántos años tiene, a qué se dedica, cuál es su hobbie. vas viendo cómo están enamorados.

Para mí es un verdadero honor que piensen en mí para poder comprometerse y que esa pieza se quede en sus familias toda la vida´

¿ Cómo crees que ha evolucionado la marca con todo lo que está pasando ahorita de la evolución de las generaciones? De los jóvenes, de los Millenials. ¿Cómo te sigues conectando con tu consumidor? ¿Cuál es la propuesta única que Gala ofrece al mercado joven?

MG:  En algún momento un amigo me dijo “Tú tienes déficit de atención”, de repente como que me lo tomé muy personal y después dije “No, creo que me fluyen demasiado las ideas” y por eso estoy como que abarcando, creo yo, diferentes generaciones. Puedes encontrar en mi colección desde una pulserita que te va a costar $150 hasta un anillo de compromiso que, ahora sí que el cielo es el límite ¿me entiendes? Pero hay colecciones… Por ejemplo tengo la colección de My First Gala que son para bebitas, entonces con los aretes para bebés de oro para que las niñas puedan usarlos, las pulseras de bautizo y de primera comunión; entonces esa colección se llama My First Gala. Y luego también tengo Gala Is Fine que es todo lo que es de oro, de brillantitos, piedras preciosas y semipreciosas. Y estamos ahorita trabajando otra nueva colección… Bueno está Gala Is Love que es la colección de plata con estrellitas, corazones, un tanto como de alguna manera mensajes positivos y muy de mujer, muy girlies.

¿Cuál sería la primera pieza que una mujer debe de invertir en joyería? Ya cuando dejas de comparar estos anillos que te dejan el dedo verde.

MG: Esa es una gran pregunta, porque yo creo que todas las mujeres cuando ya tienen la oportunidad de invertir que lo hagan en una pieza de oro. El oro es muy bonito, es súper sutil, te adorna el cuerpo de una manera muy femenina, un poquito sexy, pero tiene mucha fuerza y te protege el oro, aparte. Entonces traer aunque sea un anillito delgadititito de oro y no traigas nada más, a lo mejor lo puedes traer en el pinky, delicadamente, hermoso; una pieza de oro es lo primero en lo que debes invertir. Bueno yo te diría que un anillo. Pero sí una pieza de oro para que vayas ampliando tu colección y tú después te vas a ir enamorando de las piedras, te vas a identificar con una. A mí me gustan mucho los diamantitos… Ahorita me traen loca los ópalos, bueno ya tengo muchos años vuelta loca con los ópalos. También hay unos zafiros rosas que me traen loca, también.

¿Qué le recomiendas a alguien que quiere empezar a trabajar en joyería o lanza su propia línea, ser diseñador?

MG: Yo pienso que si realmente te hace ser feliz hacer una pieza de joyería o cualquier otra cosa: unos zapatos; si crees que eso, porque eso tú lo sientes. No es por moda, ni por algo cool o lo que tú quieras, es porque realmente lo tienes que sentir y es, ahora sí que como decimos en el norte: aventarte al matadero. Y enfocarte y no perder nunca el enfoque y nunca la pasión. Hay días muy, muy buenos, hay días no tan buenos.

¿Y qué planes tienes para este año?

MG: Sacamos nueva colección. Es muy diferente, de repente tiendo a dar mucho a oro, pero esta colección las piezas de plata son un poquito mas grandes Y lo que yo quería lograr con esta colección era que cuando tu llegaras en la noche y te quitaras el anillo y cuando lo pusieras en tu nightstand, en tu buró, pareciera una pieza de arte ¿ya sabes? Entonces creo que lo logramos con las piezas principales de la colección y ya después de ahí se generaron otras piezas como más de uso diario pero bastante estilizadas.

De todas las colecciones que has hecho ¿tienes una pieza que digas como “Esta es mi favorita”? ¿O va cambiando conforme tú vas haciendo cosas?

MG: Tengo un especial cariño por la pieza del Principito.

Fotos Pamy Rangel