Home / Music  / IDEAS A MEDIAS. Entrevista con Vaya Futuro

IDEAS A MEDIAS. Entrevista con Vaya Futuro

 Entrevista con Vaya Futuro

Vaya Futuro es una banda de Tijuana que llegó a la CDMX, y con paso firme, está marcando su propio ritmo para abrirse paso dentro de la escena nacional. Su música es inclasificable. La fascinación de sus cuatro integrantes por descubrir nuevos sonidos y nuevas emociones, hace de Vaya Futuro, una banda de contrastes, que genera una sensibilidad inigualable.

¿Cómo comenzó Vaya Futuro?

VF: Comenzó más o menos en 2008, todos teníamos proyectos aparte. Han habido varias fases de Vaya Futuro, por cinco años la alineación ha cambiado radicalmente –cambiamos de baterista antes del primer show–. Las cosas se pusieron serias hasta 2013, cuando grabamos el primer disco. Proyecto que surgió, para la tarea de un amigo que estaba estudiando ingeniería en audio en Tijuana.

¿Por qué se dio el cambio de nombre?

Fue en el 2014 pero siempre habíamos querido cambiarlo. Fueron dos cosas: nos llegó una carta de otra banda que se llamaba celofán que ya tenía registrado el nombre y podíamos tener problemas legales, y al mismo tiempo teníamos que mandar un press kit para tocar en un festival aquí en la ciudad y buscando entre las canciones que nos gustan terminó sonando “¡Vaya Futuro!” de los Fresones Rebeldes y fue el nombre menos peor en ese momento.

Ya con el tiempo le agarramos cariño. Estuvo chistoso porque después de tocar varios años con un nombre, al principio nadie se acordaba de cómo nos llamábamos. Son una banda a la que le gusta editar sus producciones de forma física

¿Qué importancia tiene para ustedes el producto físico?

Es importante porque somos de las últimas generaciones a las que les tocó comprar CD’s. Todos nos quedamos con la idea de que debe estar materializado, en digital no se siente de la misma forma. Pero también hay que equilibrar la parte digital, algunas canciones de Perro Verde y Triste, tenían descarga gratis, quisimos darle un regalo a nuestros seguidores. Los nombres de sus discos y de algunas de sus canciones son largos y poco convencionales, ¿Cómo eligen los títulos? Ideas a medias era una canción, que extrañamente no quedó en el disco, pero describe perfectamente la esencia del álbum. Perro verde y triste sí tiene una razón de ser, nace de una experiencia que me pasó cuando era aún niño: El perro soy yo (Luis) y estaba triste por algunas razones que están por ahí en el disco, y verde, porque es lo que le dices a una verdura cuando no está madura. Si escuchas uno tras otro los títulos de los tres juntos, tienen una coherencia, pero no vamos a revelar aún el nombre del tercero…

¿Cómo es su proceso de producción?

Siempre es diferente. Para Ideas a medias todo fue muy rápido, teníamos que cumplir con la tarea de nuestro amigo para que pasara su materia. Para Perro Verde y triste, sí disfrutamos el proceso, cada quien iba soltando sus ideas, sus maquetas y todos teníamos una base de guitarra y voz. Todo fluyó muy natural, es un disco de primeras tomas. Incluso grabamos en el día más caliente de Tijuana y pensamos que no iba a quedar en el disco porque todos estábamos muy cansados, y sí quedó. Para el tercero va a ser la primera vez que vamos a grabar a un estudio ajeno, con un productor externo a la banda que se dedique a eso y que te cambia la visión por completo.

¿Se ven haciendo música el resto de su vida?

No sabemos si vamos a tener éxito comercial o si nos va a permitir hacer producciones muy caras, pero vamos a estar sacando discos por muchos años. Es una forma en la que nos desahogamos todos y la necesitamos. ¿Cuál ha sido una de sus mejores experiencias como banda? El festival 212 RMX en Guadalajara. Estaba lloviendo y la gente no se iba, estaban muy felices y el sonido era muy bueno. Pudimos hacer el show que siempre habíamos querido tocar, con el ambiente y el sonido adecuado. Han trabajado con Daniel Patlán en sus videos

¿Cómo se dio esta colaboración?

Lo conocíamos desde Tijuana, y la primera vez que nos presentamos en la Ciudad de México fue en el Caradura, en un show de metal. Fue algo muy extraño, pero muy buena onda y ahí estaba Patlán y grabó el video para “Dino baby” y así surgió.

¿Cómo deciden la parte visual?

Para el primer disco buscamos diseñadores que nos gustaran. Para el segundo fue un diseño más personalizado, tomamos una fotografía de un perro y pedimos que estuviera pintado de forma surreal.

¿Qué diferencia encuentran entre la escena de Tijuana y la de la Ciudad de México?

Aquí a la gente no le da miedo hacer las cosas porque hay mucha competencia. En Tijuana la gente se queda más en su zona segura, pero hay una preocupación mayor por la calidad del sonido que aquí. Allá no hay muchos lugares con buen sonido donde tocar, entonces te debes preocupar por sonar muy bien. También aquí veo que hay más imagen, se preocupan más por vestirse bien y los visuales, algo que hace falta allá.

¿Qué busca Vaya Futuro con su música?

Queremos hacer música honesta. Nos importa mucho sonar bien, hacer música de calidad. Como banda queremos nosotros mismos no aburrirnos y hacer sentir diferentes cosas. No encasillarnos en tener un mismo sonido.

Texto Steff Torres

Fotos Sergio Orospe

Styling Effie Villagómez