Home / Fashion  / CULT DESIGNER. La vena musical de Bella Freud

CULT DESIGNER. La vena musical de Bella Freud

La vena musical de Bella Freud

Por Sofía Agostini

Seguir el trabajo de Bella Freud te puede convertir en una especie de groupie. La cualidad icónica de sus colecciones la hacen una diseñadora de culto, sus cortes parecen inteligentes, sus líneas astutas, sus combinaciones de colores relevantes, y sus mensajes son… intelectuales y nada a la vez. Están mal escritos o son lo más genial que se ha hecho en moda.

La relación que Freud tiene con la cultura pop es de carácter aristocrático. Entre sus clientes más fieles se encuentran: Kate Moss, Courtney Love, Laura Bailey, Alison Mosshart, Madonna. Entre sus amigos colaboradores: John Malkovich. Su padre es el fotógrafo inglés Lucien Freud y su abuelo el padre del psicoanálisis Sigmund Freud. No se puede tener más prestigio.

“Mi educación comenzó con el Punk (su primer trabajo en moda fue con Vivienne Westwood), lo cual fue una rigorosa revuelta en contra de lo bohemio.” Freud es una romántica, prefiere hacer videos grabados en Super 8 antes de montar un desfile, o hacer colaboraciones con personas increíbles que llamen la atención por sí solas, para no tener que invertir en prensa. En 2001 colaboró con el ícono del rock Anita Pallenberg en Memo, una revista de edición limitada que presentaba su colección O/I 2000, inspirada en la película Performance, 1970.

“Ginsberg is God”, el mensaje bordado en uno de sus suéteres más famosos vino de un cortometraje que hizo con John Malkovich (uno de los tres que ha hecho) sobre unas chicas beatnik esperando por una lectura de su poeta gurú, a la que nunca llega. “Diseñé lo que ellas se hubiesen puesto y era un poco como mercancía de banda, como la vieja playera de Clapton is God’”.

Buscando que uno de sus personajes tuviese un suéter con el nombre de un autor famoso, como Camus, Godard, o Ginsberg, surgió la idea de ese primer copy. Luego, una asistente que tenía un resfriado, dijo “¿Qué hay de Godard es perro, perdón, me refiero a Dios” –“What about Godard is dog, I mean God”- ¡Era perfecto! Podría significar tanto o nada.

A partir de ahí Freud comenzó a hacer colecciones microscópicas, de apenas cuatro diseños bordados sobre suéteres de lana de merino. Sólo hizo falta que Kate Moss se pusiera uno de ellos para que sus frases y perros dibujados a mano se convirtieran, en una bandera de lo que era cool en el Reino Unido (que sabemos que es donde se define lo que es cool en el resto del mundo, siempre).

La inspiración de Bella Freud suele estar relacionada con la poesía, incluso los músicos que más la provocan son aquellos que escriben letras sumamente poéticas, como: Gil Scott Heron, Nick Cave y The Last Poets.

“Conseguir que la gente te escuche es un verdadero talento”, explica Freud en una entrevista que le hicieron en la revista en línea Semaine. “Estoy muy interesada en aquellas personas que son capaces de hacer eso. En general, no queremos escuchar un mensaje. Sólo queremos ser entretenidos. Pero cuando alguien es capaz de decir cosas que abren los corazones y las mentes de la gente, es realmente emocionante.”

Admite que no puede trabajar con un fondo musical, pero basta que llegue el final del día para que un playlist le devuelva la vida “como un shot de vitaminas”. Eso explica por qué sus noches se las dedica a Vinyl, la nueva serie de HBO –creada por Mick Jagger, Martin Scorsese, Rich Cohen y Terence Winter–, sobre la industria de la música en la década de los 70.

Para los fines de semana, no hay mejor plan que ir a escuchar a una banda en algún local de Londres, Hammersmith Odeon o Brixton Academy “pero realmente depende de quién está tocando”, si es Nick Cave o Patti Smith, sin duda es mejor.

No te pierdas este profile y más es nuestro music issue disponible en Appstore y Google Play

Imágenes Cortesía de la diseñadora