Home / Fashion  / MEET THE COLLECTION. Maximilian Welsch cuestiona la adaptabilidad de las prendas y su ocasión de uso en su nueva colección

MEET THE COLLECTION. Maximilian Welsch cuestiona la adaptabilidad de las prendas y su ocasión de uso en su nueva colección

Bajo el título de Semi-Formal, Maximilian Welsch cuestiona la adaptabilidad de las prendas y su ocasión de uso, mediante la descomposición de su clásica conceptualización y la transgresión de su estructura física

La transformación de la moda en una industria tan formal como cualquier otra ha traído como consecuencia pros y contras, pues en el lado negativo esta sistematización ha generado una cierta homogenización en los diferentes procesos que a priori podían ser mucho más libres (ajenos al seguimiento de tendencias o mercadológicos) y únicos para cada diseñador o creativo de la moda; teniendo por consiguiente resultados cada vez más similares a lo largo y ancho de la industria.

Hoy nos topamos con colecciones de moda que en cualquiera de sus campos y aún viniendo de orígenes creativos y lugares geográficamente tan distantes entre sí, se parecen muchísimo, llegando a poner en duda la originalidad de su propuesta.

Por ello y ante la dominante estrategia que ocasiona la uniformidad por tratar de seguir las tendencias como método de asegurar ventas a un mercado masivo; el retorno a un proceso creativo personal y por tanto único, resulta fundamental.

Y puesto que afortunadamente el sistema de la moda aún permite y posibilita el libre desarrollo creativo, alejarse de metodologías impuestas es la clave; tal como lo propone Maximilian Welsch en su más reciente colección.

df

Bajo el título de Semi-Formal, Welsch cuestiona la adaptabilidad de las prendas y su ocasión de uso, mediante la descomposición de su clásica conceptualización y la transgresión de su estructura física.

Además Welsch destaca a partir de su colección la necesidad de definir los intereses e inspiraciones personales de cada creador, como método de generar de sí mismo una voz única en el mar de opciones que hoy existen en la industria. Por ello su colección de maestría de la Academia de Amberes demuestra ser la clara evolución de su interés por la curaduría de prendas sobre aquellas que vemos a diario en todos lados, aquellos básicos que han dejado de proponer o sorprender e incluso de ser parte de las tendencias en la moda.

Mediante la premisa de romper con la uniformidad en la moda, Welsch creó una colección que reutiliza pedazos de prendas ya existentes, con siluetas, textiles, proporciones y tallaje muy diferente entre sí; que al unirse a crear una ‘nueva’ colección denotan un interesante desenfado y provocación a las normas de vestimenta semi-formal.

df

Uno de los rasgos más interesantes de la colección es que a pesar de la clara conjunción de prendas con orígenes diferentes entre sí, hay un hilo conductor que permite convivir en armonía a la colección y que queda explícito en la paleta de color que viaja en colores pastel y en una corriente neutra o discreta en los estampados, comunes de la vestimenta corporativa.

Sin embargo y aunque la colección termina entrando en el grupo de marcas produciendo moda a partir de la corriente deconstructiva, Welsch denota un estudio de la forma y función propio, que vemos claramente en el estudio único que sucede en cada una de las prendas, que jamás es repetitivo y entonces genera un ritmo visual sumamente interesante.

df

Por Melanía Chavarría

Imágenes Cortesía del diseñador