Home / Fashion  / THANK GOD FOR VIVIENNE WESTWOOD. SS 2018 Menswear Runway

THANK GOD FOR VIVIENNE WESTWOOD. SS 2018 Menswear Runway

Bailarinas y contorsionistas lideraron la pasarela en London Men’s Fashion Week

 
La industria de la moda es muy juzgada por ser una muy superficial y banal, pero después de ver presentaciones como la de Vivienne Westwood de esta semana todas esas críticas pierden cualquier argumento. La diseñadora es reconocida por siempre expresar lo que piensa a través de sus diseños y esta vez fue más evidente que nunca.
 
Aunque el Men’s Fashion Week de este año estuvo un poco solo, el show de Vivienne Westwood fue el cierre perfecto. La pasarela tenía un tema de circo, los modelos/bailarines/acróbatas presentaron los diseños haciendo acrobacias con aros, caminando en puntitas y dando vueltas, hasta la diseñadora hizo su gran aportación cerrando el desfile sobre los hombros de un modelo musculoso.
 
La colección estuvo empapada de clásicos Westwood como trajes impecables —como siempre—, t-shirts con slogans y vestidos con corsets; pero esta vez todos tenían cierta rebeldía y surrealismo. Los vestidos no podían faltar en la pasarela, pero la diseñadora les dio un giro inesperado: fueron presentados en modelos hombres y con detalles anárquicos. Mini faldas justo bajo los ombligos de los hombres, blusas con estampados confusos que mostraban sus hombros y un maquillaje raro, pero adecuado.
 
Obviamente para Vivienne Westwood la colección fue mucho más que para vender ropa; hubo cuatro símbolos con asociaciones que la propia diseñadora compartió. Un corazón por el amor, un diamante por la avaricia, un pene representando la guerra y un triángulo por “gigantes como Shells y Monsanto que están violando la Tierra”. Westwood explicó que nos estamos cegando a la realidad, nos estamos acabando nuestro planeta y pronto la mayoría de él va a ser inhabitable.
 
La creatividad de la colección fue algo increíble, así como la fluidez de género que conquistó la pasarela. Absolutamente todo del show fue tan excéntrico y único como la misma diseñadora.
 
Por María José Rubio
Imágenes vía Getty Images